jueves, 20 de diciembre de 2007

Los emprendedores y las vacaciones

Tomarse vacaciones mientras se esta llevando adelante un start up es un tema muy muy muy complicado... Casi tan complicado como la eterna discusión de trabajar o no los domingos.

Un dato de mi realidad: de Abril del 98 a Julio del 2001 tome sólo 2 días libres.
Otro dato: los 2 días fueron porque terminé en la clínica con 5 puntos en la pera, después de un desmayo.

A veces a uno le cuesta recordar que los emprendedores somos humanos, con un desgaste de energía y un nivel de stress enorme, y tan necesitados de vacaciones como cualquier otra persona. Y eso se paga con la salud.

El año pasado fue la primera vez en 10 años que nos fuimos de vacaciones con Max – 5 días a Mar de las Pampas (en la costa de Argentina)– sin compu y a un lugar donde supuestamente no llegaba la señal del celular.

No fue una buena idea: Max, en el medio del proceso de start up de su compañía, se pasaba las mañanas caminando por la playa, tratando de encontrar señal y hablando a la oficina. Conclusión: se atrasó con su trabajo y no pudo disfrutar.

La realidad es que las oportunidades son ahora, no en 2 semanas, y todo el tiempo que uno no invierta en su start up hoy tendrá que recuperarlo... a costa de incluso perder la oportunidad.

Por lo tanto, si uno está en ese momento y justo las fiestas y las vacaciones se cruzan en el camino, hay tomarse la decisión con mucha seriedad y medir su impacto real en el futuro del negocio y de su salud.

PD: este año nos vamos 7 días a Cariló, empezando el sábado. Si me voy a llevar la compu, y el iphone, y varias cosas para hacer, como escribir blogpostings para el resto del verano... no sea cuestion que uno se relaje demasiado!

4 comentarios:

Santi Siri dijo...

Vacaciones? La verdadera vacación es poder laburar de lo que a uno lo apasiona supongo.. por eso ni me cuestiono el hecho de no tomarmelas. Pero es cierto que a veces, un corte de 5 días, es una inversión en la capacidad mental de uno.

Me encanta el nuevo diseño, esta mas legible que antes. Falta encontrarle un titulo mas "punchi" al blog ;)

Pempek dijo...

Creo que es muy sano tomarse vacaciones. Es más, creo que es muy sano para el start-up también. Mas allá de que te permite volver con más ganas, creo que es fundamental utilizar ese tiempo para pensar y hacer cosas diferentes, en general es en ese momento donde surgen las mejores ideas o soluciones.

Es lo mismo que salir a correr para despejarse pero un poquito más lejos.

Tal vez lo bueno de ser emprendedor es que con el tiempo te vas pudiendo hacer tiempo para tomarte las vacaciones cuando tenes ganas y no cuando dicta el calendario... esa es una zanahoría que todos quieren alcanzar.

German Saez dijo...

Ni lo dudes. Salir del contexto, del hábitat es muy necesario y hace bien incluso para repensar cosas. Y a no ser que estés ante una situación totalmente decisiva, el resto, puede volver a darse en otro momento, esperar o incluso resolverse a distancia.
Tomarse vacaciones cuando uno quiere, no cuando algo o alguien dispone, es impagable.

Diego dijo...

Quiero compartir mi experiencia y mi opinion al respecto.

Primero, mi humilde opinion: Creo que esta mal no tomarse vacaciones, es mas si uno puede tiene que tomarse una buenas vacaciones (2-3 semanas) y agregar una escapada de una semana o dos en el año. Veamos: Alemania es el principal exportador del mundo (si, mas que China), sin embargo las vacaciones son de un mes en el año o mas, y si agregamos que su moneda es el euro nos suena muy contradictorio segun nuestra ideologia, pero esta es la realidad.

No es facil tomarse vacaciones, hay cuestiones que no pueden delegarse pero con el transcurso del tiempo puede uno ser un poco mas organizado e ir generando una estructura mas balanceada, muy preferentemente siendo dos o mas socios. Claro que depende de que actividad estas llevando a cabo, si estas corriendo con los tiempos para lanzar una solucion en un momento especifico seguramente vas a tener que quedarte.


Segundo, mi experiencia personal: Cuando comenzamos con nuestros productos y servicios (software) tuvimos que correr y dormir poco, luego la empresa crecio un poco y el desarrollo fue compartido con los nuevos integrantes, tuvimos un cliente especificamente muy rompe....... que "molesto" varias vacaciones (y por poco no provoca un divorcio!) hasta que pudimos generar una estructura coherente y cobrarla. Una buena jugada fue agregar un pequeño departamento de quality assurance para que las verificaciones de calidad no la terminen haciendo los socios. Eso cerro una buena parte del circulo y volvimos a tomarnos vacaciones!
Tener en cuenta que esta empresa no es una software factory, si lo fuese seguramente deberia agregar una linea mas estricta de project leaders y managers.